¡Buenas y calurosas tardes!

Parece mentira que ya haya terminado el verano pero sigamos teniendo las mismas temperaturas que hace un mes, estoy deseando que llegue el frío para poder taparme con una buena manta y disfrutar de las lluvias otoñales ^_^

En la entrada de hoy me gustaría traeros la crítica de una poco conocida producción en la que participó Johnny Deep allá por el 2001. Si queréis descubrirla no dejéis de leer.

Título: From hell
Año: 2001
Director: Albert Hughes, Allen Hughes
Género: Asesinos en serie, intriga, terror
Reparto: Johnny Deep, Heather Graham, Ian Holm, Robbie Coltrane
Sinopsis: basada en la novela gráfica del mismo título creada por Alan Moore ("V de Vendetta", "Wactchmen") nos ofrece una nueva versión de la leyenda de Jack el Destripador. Cinco prostitutas se sitúan en el punto de mira de un sádico asesino en el sórdido barrio de Whitechapel, en donde la misera, la enfermedad y los fumaderos de opio proliferan. 

El inspector Fred Abberline y el sargento Godley serán los únicos que tratarán de proteger la vida de las mujeres a la vez que intentan desentrañar la conspiración de alto nivel que se esconde tras las muertes. No serán pocos los obstáculos que encuentren en su camino, dado que la policía parece más interesada en dar carpetazo al asunto que en detener al que se convertiría en una de las historias más negras de la ciudad londinense.

Crítica personal: seguramente hayamos perdido la cuenta de todas las versiones que han ido saliendo sobre este personaje que marcó gran parte de la etapa victoriana de Londres. Y aunque no he tenido la ocasión de leer la novela gráfica en la que se basa, si que puedo decir que esta nueva aproximación a la figura de Jack el Destripador da una vuelta de tuerca a la leyenda del asesino en serie enfocándolo desde un punto de vista más "político".

La fotografía y la ambientación claustrofóbica del barrio de Whitechapel a finales del siglo XIX están muy conseguidos logrando transmitir esa sensación de sordidez y decadencia que lo caracterizaban y haciendo hincapié en en la proliferación de los fumaderos de opio y las tabernas con prostitutas de bajo nivel social.

Aunque muchos critican lo alejada que se encuentra de la obra en la que se inspira, no se puede negar la buena puesta en escena y las más que correctas actuaciones de sus protagonistas, como esos geniales momentos de Jack The Reaper vestido como un hombre rico y sombrero de copa cuya presencia siempre envuelta en sombras consigue perturbar e incomodar al espectador.

Johnny Deep no defrauda en su papel de investigador con ciertos poderes psíquicos y adicto al opio que trata de poner rostro y nombre a quien perpetra esos espantosos crímenes, así como descubrir las motivaciones que esconde detrás, motivaciones que implican a las más altas esferas de Londres.

El punto más negativo de la película para mi gusto es su final, me pareció bastante descafeinado y ciertamente previsible, sin contener ningún elemento sorpresa que te haga decir un "ésto no me lo esperaba".


Conclusión: producción que pasó bastante desapercibida tanto para el público como para la crítica y que si bien no es una obra maestra, si considero que merece ser visionada para disfrutar de su lograda ambientación y esa historia alternativa que nos ofrece sobre uno de los asesinos en serie más famosos de la historia.


Nota: 6/10